El Consumo de alcohol en los jóvenes

Mucho se habla del aumento de consumo de alcohol en los jóvenes, incluso entre los muy adolescentes. Esto quedo demostrado ampliamente en un estudio a nivel nacional realizado por la Secretaría de Prevención y Control del Narcotráfico, que señala que el 75% de los argentinos comienza a beber alcohol antes de cumplir los 18 años.

El alcohol dejó de aprenderse a beber controladamente en la casa, para pasar a beberse del cartón de vino o de la botella de cerveza, sin control alguno, en la esquina o en la plaza desde los 11 o 12 años.

De hecho la publicidad ha dado una vuelta de tuerca y ha logrado convertir a la cerveza en una gaseosa más, en una bebida inocua. Por otra parte la sustitución de bebidas de menor graduación alcohólica por otras de muy alta graduación, también aparece minimizada. En las fiestas para jóvenes se beben el tequila y el vodka como si no fueran bebidas fuertes, cuyo consumo debe ser evitado por los menores de edad y muy controlado para los adultos.

No llama la atención que el consumo de alcohol apunte al espectro de los más jóvenes: es la droga más barata y la más fácil de conseguir.

La responsabilidad de los adultos

Es imprescindible reconocer la responsabilidad de los adultos, en la creación de condiciones que promueven el consumo de alcohol y otras drogas por parte de los jóvenes. Para que adolescentes de 13 a 17 años hagan fiestas con canilla libre y la ausencia total de límites en el consumo, se necesita de un adulto que ponga el local, compre el alcohol y lo deje vender a precios accesibles, todas situaciones prohibidas legalmente para los menores.

También, son adultos los padres " compinches" que les dan dinero a sus hijos y que saben a donde van y que hacen con ese dinero: compran alcohol. Lo mismo ocurre con el famoso viaje de egresados: son adultos los que lo organizan ofreciéndolo como una suma de experiencias excitantes; son adultos los que les venden alcohol y drogas y hacen la vista gorda en los hoteles para su consumo.

Son adultos los que financian esos viajes y le dan dinero a sus hijos para consumos varios. Es tiempo que los adultos dejemos de quitarnos las responsabilidades de encima y asumamos nuestros errores para ayudar a los jóvenes de hoy con sus conflictos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 
El Mundo de Berisso | www.semanarioelmundo.com.ar | movil: 15 563 9071 | contactenos