¿Es utópica la prevención
del consumo de drogas?

Un 26 de junio de 1987, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), declaró ese día como "Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y Tráfico Ilícito de Drogas ", con la convicción de que todos los países del mundo unieran sus esfuerzos para luchar contra el flagelo de la droga.
Se cumplieron exactamente 20 años desde esa declaración y lamentablemente, todo lo contrario a lo esperado, se viene produciendo una extensión masiva de las drogas lícitas e ilícitas, que representan un problema grave de salud pública. El consumo de drogas no se limita ya a pequeños grupos minoritarios y marginales sino que se extendió a todos los grupos sociales, afectando progresivamente a niños, jóvenes y adultos, tanto de países en desarrollo como de los países industrializados. Constituye una amenaza para la salud de las poblaciones y puede menoscabar la estabilidad económica, e incluso política de las naciones.
Por eso, nos preguntamos si es utópico pensar en la prevención del consumo de drogas y determinar cuáles son las causas de éste fenómeno social. La explicación coyuntural insiste en la descomunal crisis de la sociedad, en la impugnación de los valores tradicionales y en la importancia de las desigualdades socioeconómicas.
Lo que sabemos con exactitud es que el abuso de drogas es una forma de expresión, entre otras, del malestar de una sociedad perturbada. Esta conducta anormal va muy a menudo asociada a otras manifestaciones de sufrimiento o de inadaptación, o está involucrada con ellas: el suicidio, la delincuencia, la violencia y el rechazo de toda inserción escolar o profesional.
La prevención debe, por lo tanto, ser global y apuntar a un bienestar del conjunto de los miembros de una comunidad. Es algo que incumbe a todos y no debe ser el monopolio de los especialistas, sino abarcar el conjunto del cuerpo social.

Datos que preocupan

Las estadísticas son preocupantes, ya que nos señalan un alarmante aumento en el consumo de sustancias. Una mayoría de jóvenes entre los 16 y 25 años asume el riesgo de adquirir una adicción al consumir alcohol o tabaco:

- 4 de cada 5 chicos de entre 16 y 25 años consume alcohol y 5 de cada 10 consume tabaco.
- Por otro lado, 2 de cada 10 consume drogas ilegales.

Otros datos:
- 8 de cada 10 personas entran en las guardias de los hospitales por problemas de violencia relacionados con el alcohol y las drogas.
- 6 de cada 10 accidentes de tránsito están relacionados con el consumo de alcohol y otras drogas.
- 4 de cada 10 accidentes de trabajo tienen que ver con el consumo de drogas lícitas e ilícitas.
- Casi el 15 por ciento de los accidentes domésticos están relacionados con el consumo de alcohol y otras drogas.

Y, además, tenemos que agregar que 7 de cada 10 personas que consultan por problemas de adicciones no vuelven al tratamiento y sólo 1 de cada 10 que realizan tratamiento recibe el alta. Por eso, es importante y fundamental actuar preventivamente.
Las actividades de prevención deben concernir no solo a los individuos vulnerables, sino a todas las personas que forman parte de su medio ambiente afectivo y social.
Decimos que es en el plano local donde la necesaria concertación entre todas las personas y entidades que intervienen hace que la prevención se revele como más eficaz y sea la única herramienta válida para enfrentar el problema de las drogas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 
El Mundo de Berisso | www.semanarioelmundo.com.ar | movil: 15 563 9071 | contactenos