La aceptación social del tabaco

A pesar de que el tabaquismo mata a fumadores y no fumadores es, de todas, la adicción que goza de mayor aceptabilidad social. Algunos investigadores han señalado que la aceptación social del cigarrillo se debe a que el fumador canaliza su ansiedad ‘con un medicamento llamado cigarrillo’.

El fumador inhala todos los elementos tóxicos que contiene el cigarrillo. Dentro de los 4.000 componentes químicos se incluyen amoníaco, benzopireno, cianuro de hidrógeno, dióxido de carbono, monóxido de carbono, arsénico y por supuesto, nicotina, entre otros.

Utiliza el cigarrillo como un tranquilizante y antidepresivo. Ignora que se está automedicando, es decir que recibe un medicamento que él mismo se prescribe para lograr alivio a su tensión emocional. Medicamento que tiene un alto riesgo para su salud y que lo convierte en un adicto, por lo que el fumador se convierte en esclavo del cigarrillo.

La pregunta es: ¿si un médico le receta un medicamento en cuyo folleto adjunto se señala que el remedio indicado contiene 60 sustancias que producen cáncer y adicción, Ud. además, de pensar que el médico está loco, tomaría ese remedio?. Seguramente no. Entonces, ¿por qué sigue fumando y consumiendo el medicamento cigarrillo?.

Se estima que se pierden 5,5 minutos de vida por cada cigarrillo fumado. ¿No es tiempo de dejar el cigarrillo?.

El cigarrillo mata

El impacto del cigarrillo en la mortalidad de la población argentina es realmente significativo. Basta con señalar que 16 de cada 100 muertes son debidas al tabaquismo. Y el impacto es más evidente si consideramos que 2 de cada 5 muertes en hombres y 1 de cada 10 muertes en las mujeres son atribuibles al tabaco.

La principal causa de muerte atribuible al cigarrillo en el grupo de 35 a 64 años, es el cáncer de pulmón (hombres 26% - mujeres 17%), seguida por los accidentes cerebrovasculares (hombres 17% - mujeres 32%) y en tercer lugar la cardiopatía isquémica (hombres 20% - mujeres 15%).

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se convirtió en los últimos años en la principal causa de mortalidad por patologías respiratorias. En total representa al 15 % de las muertes atribuibles al cigarrillo. Por otro lado, la prevalencia de tabaquismo en la Argentina se encuentra entre las más altas de la región, llegando al 46%. En nuestro país, cada 15 minutos una persona muere a causa de una enfermedad atribuible al consumo de tabaco. Definitivamente, tenemos que decir que el cigarrillo mata. ¿O queda alguna duda?.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 
El Mundo de Berisso | www.semanarioelmundo.com.ar | movil: 15 563 9071 | contactenos